¿Cuándo se responsabilizará a Estados Unidos por su papel en la masacre de Lasalin en Haití?

Publicado por SOA Watch.

A principios de diciembre, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó a dos exfuncionarios del gobierno haitiano por su papel en la planificación de una masacre brutal mientras eran funcionarios gubernamentales de alto rango del gobierno haitiano que recibía ayuda y apoyo significativo de Estados Unidos. Uno de los funcionarios, Joseph Pierre Richard Duplan, Delegado Departamental del régimen del presidente Moïse, es acusado de ser el “arquitecto intelectual” de la masacre de Lasalin de noviembre de 2018, en la que al menos 71 personas, del barrio Lasalin, de Puerto Príncipe, fueron asesinadas; mujeres y niñas violadas; y más de 400 casas destruidas. El vecindario fue atacado porque era conocido por su oposición al régimen de Moïse que es respaldado por Estados Unidos.

Según el anuncio del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos de las sanciones bajo la Ley de Responsabilidad de Derechos Humanos Global Magnitsky, Duplan fue parte de una reunión donde se planeó la masacre y proporcionó armas de fuego y uniformes de la Policía Nacional de Haití a los paramilitares que llevaron a cabo la matanza. 

El segundo alto funcionario sancionado, Fednel Monchery, quien fuera el director general del Ministerio del Interior y Autoridades Locales, también fue parte del encuentro donde se planificó la masacre de Lasalin y entregó armas y vehículos estatales a los paramilitares que perpetraron la masacre. (El Departamento del Tesoro de Estados Unidos y los medios de comunicación se refieren a estas fuerzas paramilitares como “pandillas”, pero es importante llamarlas por lo que son: grupos armados organizados que operan en coordinación con la policía y el Estado haitiano y apuntan y atacan a la oposición política).

Jimmy Cherizier, alias ‘Barbecue’, un oficial de policía en ese momento y líder notorio de la alianza de ‘pandillas’ del G9, también fue sancionado por su papel en la planificación y participación en la masacre de Lasalin y por liderar a los paramilitares en “ataques coordinados y brutales en Barrios de Puerto Príncipe”‘de 2018-2020.

Estados Unidos debe rendir cuentas

¿Cuándo se responsabilizará a Estados Unidos por su papel en la masacre de Lasalin? Estados Unidos respaldó y financió al régimen del presidente Jovenel  Moïse en Haití, mientras que dos de sus altos funcionarios planearon la masacre, en la que al menos 71 personas murieron. Estados Unidos entrenó y equipó a la Policía Nacional de Haití mientras uno de los policías planificó y ayudó a liderar esta masacre, en la que las personas fueron quemadas vivas, asesinadas a cuchilladas, desmembradas y dadas de alimento a los animales.

Estados Unidos proporciona equipos y vehículos a la Policía Nacional de Haití, mientras que los funcionarios del gobierno de Haití proporcionaron armas, vehículos y uniformes de la Policía Nacional haitiana a los paramilitares para que estos los utilizaran para asesinar y violar a civiles inocentes. 

Entre 2010 y 2018, Estados Unidos proporcionó más de 250 millones de dólares en asistencia a la Policía Nacional de Haití. El mismo año en que uno de los oficiales de policía más notorios de Haití fue parte de la brutal masacre de Lasalin, Estados Unidos se jactó de ser un “socio importante de la Policía Nacional de Haití”. 

La masacre de Lasalin no es un acto aislado. Durante la Vigilia Virtual de SOAWatch de este año, Pierre Labossiere, cofundador del Comité de Acción de Haití y del Fondo de Ayuda de Emergencia de Haití, denunció la violencia en curso de las redes paramilitares, que operan en coordinación con la policía haitiana.  Ver en Youtube aquí…

En su informe de octubre de 2020, el Instituto para la Justicia y la Democracia en Haití informó que “las organizaciones locales de derechos humanos que investigan el aumento de la violencia han documentado la participación de agentes de policía y funcionarios estatales en numerosos ataques contra comunidades marginadas”.

SOA Watch se une al Comité de Acción de Haití y a los activistas haitianos para exigir que Estados Unidos cese todo el financiamiento y el entrenamiento de la Policía Nacional de Haití y ponga fin a su apoyo al brutal régimen de Moïse. Estados Unidos debe dejar de apuntalar y apoyar a un régimen que se coordina con los paramilitares para llevar a cabo masacres.

Estas sanciones bajo la Ley de Responsabilidad de Derechos Humanos Global Magnitsky es un paso importante y sólo ocurrió gracias a organizaciones y activistas de derechos humanos que han trabajado incansablemente para documentar la realidad de la masacre de Lasalin e identificar a los perpetradores. Estados Unidos también debe rendir cuentas de su papel y debe dejar de financiar y apoyar de inmediato al régimen de Moïse y a la policía haitiana.

En solidaridad,

SOA Watch

 

Please follow and like us: