Día Internacional de los Derechos Humanos

“Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”

El 10 de Diciembre del año 2006 no pasó desapercibido en Chile, no era un aniversario más de la conmemoración del Día Internacional de los Derechos humanos; cuando finalizaban los informativos noticiosos del mediodía, sin mucha relevancia, interrumpe la noticia filtrada desde el hospital militar en la que se comunicaba que el dictador Augusto Pinochet había muerto en ese lugar. Gran parte de los chilenos salieron a celebrar en las calles la partida del mayor genocida que ha tenido nuestro país, irónicamente su esposa Lucía celebraba ese día su cumpleaños número 86. El dictador murió en la absoluta impunidad y no respondió por ninguno de sus crímenes ante la justicia avalado por los gobiernos de la mal llamada transición.

Si hoy, a finales del 2020, miramos en perspectiva el pasado reciente, vemos que poco o nada hemos avanzando en en este tema en nuestro país, a pesar de los esfuerzos y la constante lucha que han dado en todos estos años las organizaciones sociales y de derechos humanos para exigir justicia por los crímenes de la dictadura y los actuales abusos de las fuerzas de seguridad contra los pueblos originarios y los luchadores sociales.

Si nos remontamos al gobierno de Patricio Aylwin las cifras de violaciones a los derechos humanos son elevadas. Fue en enero de 1992 , cuando por televisión vimos cuando Carabineros ejecutó a dos militantes del FPMR en una vivienda de la comuna de Ñuñoa, o el  21 de octubre de 1993, cuando se produjo la denominada Masacre de Apoquindo, matanza efectuada por Carabineros contra un bus de transporte urbano, en el que acribillaron con más de 162 disparos a un grupo de cinco integrantes del Movimiento Juvenil Lautaro (MJL) e hirieron a pasajeros que fueron víctimas de las balas sólo por estar en ese bus. Ocho personas resultaron muertas aquel día y los responsables nunca recibieron una condena acorde a la gravedad de los hechos.

Pasemos al gobierno de Eduardo Frei, quien perfeccionó los servicios de seguridad y dotó a Gendarmería de una cárcel de Alta Seguridad o el gobierno de Ricardo Lagos que cuenta con el primer detenido desaparecido en manos de Carabineros quienes tampoco han recibido sanción alguna. Ricardo Lagos nunca se ha referido a su responsabilidad política en el caso. Los posteriores gobiernos de Bachelet y Piñera no fueron distintos, es en ellos cuando se inicia una persecución que se mantiene hasta hoy contra el pueblo Mapuche, los responsables siguen siendo miembros de Carabineros.

Después de la revuelta social de octubre las cifras se dispararon tristemente, hemos sido testigos de cómo en manos de esta institución, profundamente desprestigiada, una generación de jóvenes han sido encarcelados, mutilados, asesinados y torturados. Nadie ha asumido la responsabilidad. Será la hora de terminar con ella? de reformarla? de crear una policía profesional? Sin duda no podemos permitir la impunidad de su actuar.

Chile sigue estando al debe en materia de derechos humanos. No podemos permitir que nuevamente ayer 11 de diciembre, un día después de esta conmemoración, un joven haya perdido un ojo durante una nueva jornada de protesta.  ¿Chile hasta Cuándo?

Please follow and like us: